una receta deliciosa

Bocadillos de limón

bocadillos de limon

En verano apetecen los postres con cítricos por su poder refrescante y sus sabores ácidos. Hoy os traigo un dulce muy sencillo, pero sin embargo perfecto para esas comidas en un día de calor, los bocaditos de limón, que bien fríos de la nevera, se convierten en un pastelito delicioso que seguro querréis repetir en más ocasiones.

Este postre se hornea en un molde cuadrado o rectangular para después cortar en porciones al tamaño que deseemos, pero como podéis ver también se puede dejar sin cortar en forma de exquisita tarta de limón.

 

Ingredientes para un molde de 24 por 24 centímetros

  • Para la base: 225 g de harina, 65 g de azúcar moreno, 150 g de mantequilla, 1 cucharadita de mantequilla para engrasar el molde
  • Para la crema de limón: 180 ml de zumo de limón, 60 g de azúcar, 3 huevos M, ralladura de un limón, 180 g de chocolate blanco para postres, 1 gota de colorante amarillo alimentario (opcional).

 

Cómo hacer bocaditos de limón

Comenzaremos precalentando el horno a 180 grados con calor arriba y abajo y posición media de la rejilla. Engrasamos un molde cuadrado de 24 centímetros de lado.

En un bol mezclamos la harina con el azúcar moreno, añadimos la mantequilla en dados y vamos haciendo unas migas con los dedos. Aplastamos estas migas en la base del molde sin subirse a los laterales de manera uniforme y horneamos la base 15 minutos. Dejamos enfriar.

Mientras preparamos la crema de limón. Derretimos al microondas con cuidado de que no se queme el chocolate blanco para postres, un minuto y medio a 500W será suficiente.

En un cacito mezclamos los huevos, el azúcar, el zumo de limón, la ralladura y el colorante alimentario si lo deseamos y hacemos cocer esta mezcla removiendo sin parar justo hasta que parezca que empieza a hervir y la crema haya espesado ligeramente. Volvamos la crema sobre el chocolate blanco derretido y removemos con una espátula hasta conseguir una crema lisa.

Volcamos esta crema encima de la base horneada y movemos ligeramente el molde para que quede nivelada. La dejamos templar y después reservamos en la nevera un mínimo de tres horas hasta que endurezca. Una vez sólida la cortamos en porciones con un cuchillo bien afilado y servimos con azúcar esparcida.

Espero lo disfruten!! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s